Inicio Miscelánea Análisis. Assassin’s Creed 4: Black Flag

Análisis. Assassin’s Creed 4: Black Flag

1
Análisis. Assassin’s Creed 4: Black Flag

Ubisoft tiene un papel un tanto complicado para mantener el nivel de anteriores entregas de la saga, la cual alcanza su cuarta entrega. En esta ocasión nos pondremos en la piel de un nuevo asesino y situados cronológicamente en una historia posterior a lo acontecido en la tercera entrega con el mapeado más grande la saga. La principal novedad de esta nueva entrega  es sin lugar a dudas el espectacular mundo abierto, con un amplio océano totalmente navegable con nuestro barco, algo que deja de ser un experimento introducido en la tercera entrega para convertirse en una de las grandes bazas del juego. Ahora los barcos y las batallas se controlan muchísimo mejor y serán más entretenidas. Seguramente para algunos fans de la saga el estar subido en un barco les haga perder la sensación de sigilo y búsqueda, sobre todo cuando podrían estar escalando y explorando templos con todos sus puzles y secretos. Cuando nos encontremos en tierra firme retomaremos sensaciones clásicas de la saga, con parkour, dosis de sigilo, combates con armas de mano y pistolas simples. También se recupera la sensación de altura en las ciudades. En cierta forma recupera el sabor de los AC más clásicos, en el sentido de que trepar a lo alto de una atalaya vuelve a tener cierta complicación, algo que había desaparecido en las anteriores entregas -muy especialmente en la anterior- y es algo que los seguidores de la saga desde sus inicios agradecerán.

Pero siendo sincero, estaréis ante el sandbox más amplio y con más horas para completarlo al cien por cien de toda la serie. Tendremos a nuestra disposición juegos de mesa, liberación de tabernas, reparaciones del barco, liberar zonas, contratos de asesinos y búsquedas de tesoros. Resumiendo, que si te gusta el componente de la navegación con el barco y la saga en general, será el mejor Assassin´s Creed hasta la fecha. Aproximadamente la trama principal tendrá una duración de 16 horas y conseguir todos los extras desbloqueables aumenta la duración por encima de las 40 horas de juego.

Nuestro protagonista será Edward Kenway, pirata que desea una vida mejor y nada en esta vida es capaz de detenerlo hasta lograrlo. La primera vez que manejemos a Kenway ya tendremos todas las habilidades de un asesino. Podremos utilizar la vista de águila por ejemplo o resolver los más complicados puzles desde el principio del juego, algo que le quita fuerza y personalidad al personaje, dejando el argumento algo inestable ya que seguramente os falten detalles en la presentación del protagonista. Todo pasa sin dar demasiadas explicaciones pero la narración de la historia se realiza de una manera correcta que logrará que prácticamente no suframos lagunas argumentales.

Tal vez os de la sensación de que se trate del Assassin´s Creed histórico que más flojea, pero realmente sigue el camino dejado por el anterior juego. La temática pirata tal vez podría haberse explotado de otra manera, y aunque la historia es bastante interesante, enganchará mucho menos teniendo en cuenta los precedentes que acontecen a esta grandísima saga.

En el componente multijugador Ubisoft siempre realiza un buen trabajo, pues después de tres entregas de multijugador, logran mantener la esencia pero ofreciendo  de nuevo otros 50 niveles más. Aparte de mantener dicha esencia, aporta muchas novedades y sobre todo corrige muchos bugs sufridos en anteriores entregas. Entre las novedades podremos encontrar un modo de juego llamado Game Lab, en el cual crearemos sesiones de juego con nuestras propias reglas. Gracias a esto el modo multijugador prácticamente será interminable ya que por ejemplo jugaremos partidas donde sólo podremos matar con armas cuerpo a cuerpo.

También mencionar que la interfaz ha sido mejorada, ahora es mucho más clara e indica en tiempo real la puntuación que se va a conseguir realizando el asesinato, según las acciones elegidas. Es sin duda el mejor y más equilibrado modo multijugador de toda la saga.

El juego cumple gráficamente hablando, ya que mantiene el nivel del juego anterior. Las texturas y las animaciones han sido mejoradas así como los viajes surcando los mares que serán verdaderamente sorprendentes por el nivel de detalle.

En el apartado sonoro tenemos que empezar hablando del doblaje al castellano. En algunas ocasiones tendréis la sensación de que las voces no quedan bien con según que personajes, fallando incluso en ocasiones la sincronización con los labios. Por el contrario la banda sonora del juego está repleta de melodías épicas y que acompañarán perfectamente a la trama en todo momento.

En conclusión, Assassin’s Creed IV Black Flag es un juego sobresaliente, que ha sido explotado en todos sus aspectos técnicos en la actual generación, pero quizás no sea el Assassin’s Creed más equilibrado y divertido para los fans de la saga. Uno de los cambios más notables en la saga será la importancia del mar.Es un grandísimo sandbox que nos tendrá enganchando durante mucho tiempo debido a la amplitud del mapa y a la posibilidad de exploración que ello conlleva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.