Análisis. Splatterhouse

Splatterhouse nunca ha sido realmente una gran franquicia, pero ganó su culto gracias al contenido obsceno, perturbador en el diseño de criaturas, y una estética inspirada en Lovecraft.

Problemas de desarrollo y de una larga espera han ablandado los espíritus de los aficionados, pero el día por fin ha llegado.

Splatterhouse es el reinicio del título original, que nos llevan de regreso al momento en el que protagonista, Rick Taylor se encuentra con su mortal y misterioso aliado, la máscara del terror. Sangrando por un enorme agujero en el estómago en el suelo de una mansión, la novia de Rick, Jennifer ha sido secuestrada por el malvado doctor West. Él es rescatado de una muerte segura cuando se pone la máscara, que sólo da la circunstancia de estar vivo y capaz de convertirlo en un musculoso monstruo gigantesco.

Si has jugado al original Splatterhouse, lo más probable es que te sorprenda lo fiel que este juego intenta ser. En lugar de tratar de hacer algo especial y nuevo, Namco en cambio, ha creado un juego que se siente retro a pesar de sus gráficos en 3D.

Los enemigos no sólo son agresivos, sino que son capaces de hacer más daño. Los enemigos no se basan en golpes flojos, porque cuando nos tienen al alcance, golpean duro.

Rick dispone de varios y fuertes ataques que se pueden ampliar mediante la recopilación de sangre y gastarlo en las habilidades desbloqueables, como salud extra, nuevos ataques, y movimientos imposibles de esquivar por nuestros enemigos. También podremos desencadenar movimientos especiales de la máscara que transforman sus extremidades en armas o succionar la salud de los enemigos para regenerar la nuestra. También podemos dejar que la máscara se haga cargo del cuerpo por completo por un tiempo limitado, convirtiéndose en una masa descomunal de destrucción.

De acuerdo con la tradición, Splatterhouse tiene un montón de armas cuerpo a cuerpo a lo largo de cada nivel. Cuchillas, tuberías, motosierras, miembros enemigos e incluso el propio brazo roto de Rick. Pueden ser muy poderosos, pero sus ataques se hacen a menudo repetitivos y se bloquean muy fácilmente.

Splatterhouse ofrece una gran contribución al mundo del entretenimiento. Cuando, por ejemplo, los enemigos están lo suficientemente debilitados, pueden ser ejecutados de la manera más estúpida pero a la vez brutal que podamos ver en un videojuego. Desde sacar los pulmones de un demonio, a la perforación a través del ano de un monstruo.

Por desgracia, cada muerte es sólo divertida la primera vez, y hay una cantidad muy limitada de ellas. Hay alrededor de ocho o nueve animaciones de muertes en todo el juego. Son entretenidas y divertidas al principio, pero conforme avanzamos comienzan a llegar a ser bastante cansinas al final.

El juego intenta tomar referencias retro incluyendo diversas secciones en 2D a través del juego. Estos momentos tenían potencial para ser increíbles, con música de fondo inspiradas en la época de 16 bits y una aproximación visual fresca, pero por desgracia estas porciones son las más débiles. Rick por ejemplo, no puede saltar por encima de un agujero para salvar su vida. Para ser justos, cada sección 2D es mejor que la anterior.

El guiño a la franquicia original se aprecia muchísimo más, y este es un ámbito en el que Splatterhouse sobresale. De las armas a los enemigos y la familiar motosierra en mano.

También hay una cantidad decente de contenido en el disco. El modo historia principal tiene una duración aproximada de ocho horas más o menos, pero también hay un modo de supervivencia, para desbloquear «fotografías desnudas» de Jennifer, así como las tres juegos originales de Splatterhouse. Los clásicos son buenos ports en general.

Los gráficos pop con un estilo de cómic son impresionantes, y todo lo que es gore está magníficamente animado. Una banda sonora de metal aumenta el entretenimiento, y te lleva a aniquilar. La voz de Jim Cummings, la máscara, utiliza el sarcasmo notablemente provocando risas mientras estamos jugando.

Aún así, Splatterhouse tiene problemas que son muy difíciles de ignorar, especialmente en algunas de las secciones en 2D y los tiempos de carga. A pesar de esto, no encontraremos muchos remakes tan fiel como este, con una mentalidad de la vieja escuela.

Este juego fue mejor de lo que pensé que sería. Ridículo gore, la música metal, y las cantidades combates brutales.

[pro-player width=’640′ height=’385′ type=’video’]http://www.youtube.com/watch?v=7oD6DvO3UUY[/pro-player]

ficha_splatterhouse.png

Latest articles

197,6k Seguidores
Seguir

Related articles

Leave a reply

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.