Análisis. Gran Turismo 5

Cuando introduje mi copia de Gran Turismo 5 en mi PS3 y comencé a jugar, realmente me di cuenta que estaba jugando el trabajo de seis años de Polyphony Digital. Estaba jugando al juego que los usuarios de PS3 han estado esperando desde el lanzamiento de la consola.

Aunque el juego es algo que los fans de las carreras han estado esperando durante tanto tiempo, volver a caer en Gran Turismo fue completamente fácil.

Señores después de acabar el análisis, después de innumerables horas de juego, me di cuenta de lo grande que es Gran Turismo 5. Los números que Sony y Polyphony Digital han estado revelando durante todos estos años (1.000 coches, 70 variaciones de la pista, con varios modos) ni siquiera sirven para explicar lo extenso que es el juego. El modo GT tiene tantos menús y submenús que me llevó un día completo de análisis para acceder completamente a través de todos ellos, y eso sin contar el modo arcade. Es como si hubiesen comprimido el mundo de las carreras en un disco.

El Modo GT comenzará explicándonos poco a poco sus diversas partes a medida que avanzamos. Como es normal, se empezará con poco de dinero (créditos) para comprar un coche barato, y competir en pista con otros del mismo nivel. Al igual que en los últimos Gran Turismo, en el modo A-Spect, usaremos las ganancias para comprar un coche más nuevo y más rápido. En el modo B-Spec, seremos guiados a través de eventos, dando órdenes en carrera a nuestros pilotos. Con estos nuevos vehículos y el nivel de experiencia mayor, nos enfrentaremos a eventos más variados.

El nivel aumenta rápidamente con sólo unas pocas carreras, y las mejoras que los coches necesitan poco a poco se vuelven más asequibles a medida que avanzamos para las carreras de nivel superior. Además, cuando lleguemos a ciertos hitos de nivel, una o más carreras especiales estarán disponibles. A la primera a la que se tiene acceso es a las carreras de karts, que son lo más. Más tarde, la carrera Top Gear, pista de pruebas, para aprender lo básico de NASCAR con tutoriales, e incluso deslizarnos por la nieve y grava en las carreras de rally. Todo esto a un ritmo excelente, con nuevas opciones que se irán desbloqueando con nuestro nivel de habilidad.

Antes de poder hacer nada de esto, tenemos que tener un coche. Por suerte, Gran Turismo 5 en realidad no ha escatimado en lo que se ofrece en coches. Por supuesto, podrás desbloquear más vehículos a medida que se avanza. Nos encontraremos con un garaje de coches bastante digno en muy poco tiempo gracias a las ganancias, además de recibir algún que otro coche como regalo por ganar carreras.

Como en entregas anteriores, los coches pueden personalizarse y mejorarse, o venderse para financiar la próxima compra. Pero esta vez, hay dos clases diferentes de vehículos: estándar y premium.

Los coches estándar son los coches que seguramente hemos visto en los anteriores Gran Turismo. Se ven muy bien en la pista, pero resulta que en realidad tienen un menor nivel de detalle que los vehículos premium. Los coches Premium son nuevos en GT5, y son modelos altamente detallados y con modelado de daños. También tienen recreados los interiores, de manera que tendremos una vista de cabina como una de las opciones de vista en las carreras. En el garaje, los dos tipos estarán separados, aunque podremos utilizar vehículos de cualquiera clase en las carreras. Una vez más, ambos tipos se ven fantásticos, pero los coches de gama alta se ven un poco mejor, y he llegado a adorar a la vista de cabina.

Cuando ya estamos situados en la pista, Gran Turismo 5 se siente tan familiar que es lo que sorprende desde un primer momento. Y te preguntas… ¿he esperado tanto tiempo por algo que siento igual que un juego antiguo? Los seguidores de la saga serán capaces de coger el mando y saber exactamente qué pueden esperar conduciendo. Para mí, no había absolutamente ninguna curva de aprendizaje en cuanto al control y la sensación, ya que este juego tiene exactamente los mismos controles que Gran Turismo 4. Esto no es algo malo, que conste. No había absolutamente nada de malo en el control.

El nuevo motor físico de GT5 es todo lo que había esperado. Mientras que los botones no han cambiado, el tacto y la respuesta han mejorado considerablemente. El giro y el frenado se siente increíblemente de forma natural. Se consigue una sensación real de cómo al pisar los frenos el peso tira hacia delante del vehículo.

La IA de los rivales se ha mejorado mucho desde el último título. Parece que mucha atención se ha puesto esta vez. Tengo la sensación de que estaba en las carreras con pilotos de diferentes tipos, por primera vez en la saga. Algunos son agresivos y otros conservadores.

Uno de los aspectos más notables de GT5 es el modelado de daños. Es una lástima que esta característica no sea realmente notable en el régimen completo de las cosas. Los coches pueden mostrar el desgaste, y los vehículos realmente pueden mostrar el daño causado por las colisiones, pero resulta que no son tan dramáticos o realistas como era de esperar. Tal vez pienses que los daños pueden afectar al rendimiento del coche, y que en las carreras no es probable que reciba el daño suficiente como para perder. Los daños en realidad no parecen servir en el juego, solo gráficamente, no influye en la jugabilidad. No perderás carreras por daños, te lo aseguro.

Por otra parte, la nueva iluminación y efectos de partículas son muy buenos. Algunos seguramente exclamará “qué graficazos” viendo algunos de estos efectos visuales. Observar como golpea la nieve en nuestro parabrisas es tan hermosa que seguramente os distraiga de la carrera, increible. La forma en que una niebla nocturna absorbe las luces es increíblemente realista. En el desierto, por ejemplo, se puede apreciar en el polvo que se inicia en una carrera de Rally. Las copas de los árboles de los alrededores apenas están iluminadas por el sol poniente. El trabajo de Polyphony Digital en los pequeños detalles hacen que nos sintamos como si realmente estuvieramos conduciendo en estos lugares.

Polyphony Digital ha añadido algunos nuevos tipos de carreras a su modo especial, como las carreras de karts. Estas carreras de Kart aseguran muchísima diversión en GT5.

En un intento de cubrir todos los tipos de carreras, han añadido las carreras de NASCAR también a los modos especiales. A diferencia de los modos de karting y el rally, que se sienten como distintos subjuegos, el modo NASCAR es algo más. Tendremos clases tienen lugar en las pistas de NASCAR, como por ejemplo el Daytona 500.

Otros eventos especiales que se incluyen es el Top Gear, pista de pruebas, donde tendremos que realizar el seguimiento del famoso programa de TV, la AMG Driving Academy.

Las carreras online hacen su debut en la serie con GT5. Hay una buena cantidad de características en la comunidad para ser exploradas en el modo en línea. Polyphony Digital ha creado un online muy pulido, la experiencia en línea es atractiva, y está muy completa con correo, mensajería, e incluso su propia sala.

Fuera del principal modo de GT, hay otras tres funciones principales en el juego. El modo Arcade te permitirá elegir una pista y un coche e ir directos a correr. También hay pantalla dividida para dos jugadores en el modo Arcade.

Gran Turismo TV es una especie de portal de contenido de vídeo. Ofrece clips sobre los coches, pistas e incluso el contenido de la Top Gear programa de televisión. Hay un carro de la compra en el menú, así que supongo que los contenidos de pago estará disponible en algún momento de este modo.

Por último, hay un modo Course Maker que permite construir una pista como queramos. Sólo se tarda un par de minutos en generar un nuevo circuito, que puede ser guardado y utilizado para competir en cualquier momento. Se puede compartir su pista o guardarlo para jugar en el modo Arcade.

El modo Foto es un poco menos útil, pero permite fotografiar los coches en las repeticiones y salvar las imágenes para compartir o incluso utilizar como fondo de pantalla XMB.

Gran Turismo 5 es muy personalizable. Podremos optar por instalar los datos del juego (alrededor de 8 GB, 30 minutos) para recortar los tiempos de carga. Todos los controles se pueden reasignar al gusto. Se pueden seleccionar pistas de música para hacer una colección personalizada y también se puede utilizar las listas de reproducción desde el disco duro de la PS3 para escuchar nuestra propia música mientras se compite.

Es una gozada jugar con el Logitech Driving Force GT. Ahora que lo he probado, no puedo jugar sin él. El nivel de control que se tiene girando es mucho mayor con el volante, y eso sin hablar de lo mucho mejor y más realista que se siente la aceleración y el frenado.

Con Gran Turismo 5, he hecho algo que nunca había hecho con un juego de carreras, conducir por el simple placer de hacerlo. Cuando realmente le pillas el truco a los controles, este juego realmente permite aprovechar los placeres de la conducción y las carreras. Me gustaría pensar que Polyphony Digital se ha pasado todo el tiempo de retrasos, ajustando a este juego dichas sensaciones.

El nivel de cuidado que la gente de Polyphony Digital ha puesto se nota en todos los aspectos, y esto lo convierte en un juego de carreras que realmente no tiene comparación.

[pro-player width=’640′ height=’385′ type=’video’]http://www.youtube.com/watch?v=BusMLjEhlF8[/pro-player]

Latest articles

197,6k Seguidores
Seguir

Related articles

1 Comment

  1. Realmente, estoy muy de acuerdo con este análisis.
    El videojuego es excepcional.

    Y no creía que se pudiese hacer tanto daño al coche, como se muestra en la cuarta foto.

Leave a reply

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.