ZonaWired

Análisis. Unravel

Coldwood sorprendió tanto a prensa como a usuarios durante la conferencia del E3 2015 de Electronic Arts al presentar Unravel. En un primer momento parecía un simple juego de plataformas gráficamente muy bonito y llamativo, pero nada más lejos de la realidad, ya que el título escondía una mecánica y dinámica en la manera de avanzar a través de los escenarios. Si a esto le sumamos un protagonista adorable y una trama tremendamente emotiva que se centraba en la búsqueda de recuerdos… Teníamos el cóctel perfecto.

Unravel no posee una historia propia y del estilo a lo que estamos acostumbrados últimamente, ya que en realidad no tiene nada que explicarnos. Tras comenzar el juego, lo primero que observamos es a una anciana que vive sola en una casa en el campo cuyas paredes están llenas de fotografías de familiares y grandes vivezas. Dichos recuerdos se están perdiendo por algún motivo y que nuestro protagonista intentará recuperar.

 

http://i1003.photobucket.com/albums/af153/zonawired/unravel-3300320_zpso2uyh4vl.jpg

 

Ese personaje es Yarni, un muñeco de lana con aspecto de tierno. Yarni puede moverse por la casa y acercarse a las distintas fotografías, acceder a ellas, que son los niveles propiamente dichos. Durante las pantallas tendrá que superar muchos obstáculos para llegar hasta el final del nivel, donde encontrará como premio unos pequeños broches rojos. Gracias a estos broches se devolverán los recuerdos relacionados con las fotografías o niveles que ha completado.

Pese a que la jugabilidad es bastante sencilla, no quita que sea atractiva ni efectiva. Yarni tiene la habilidad de lanzar hilos de lana de su cuerpo para engancharse a salientes, anzuelos, rejas… Estos lugares aparecerán marcados con pequeños lazos rojos de lana, indicativo de que podemos utilizarlos. Una vez enganchado puede trepar, balancearse o tirar de los objetos para arrastrarlos para poder esquivar un obstáculo que nos impida avanzar. Pero esto no acaba aquí, ya que conforme vamos jugando tendremos que aprender trucos más complejos si queremos seguir adelante. Por ejemplo, tendremos que hacer nudos en dos alambres que se encuentren cerca uno del otro para que el hilo se tense y podamos impulsarnos para saltar y alcanzar zonas inaccesibles con un salto normal.

 

http://i1003.photobucket.com/albums/af153/zonawired/unravel-3300318_zpsgx2ytouu.jpg

 

Seguramente todo esto os parezca sencillo si sois jugadores habituales a títulos sobre el papel más complejos. El principal problema y que sufriréis en más de una ocasión en vuestra piel, será que Yarni puede llegar a quedarse sin lana que lanzar, bloqueado y sin poder avanzar. Para solucionar esta papeleta, tendremos que volver sobre nuestros pasos y encontrar madejas de lana que nos hayamos saltado. Cuando encontramos una de estas madejas, Yarni se volverá a liar en su lana, permitiéndonos seguir avanzando. Ni que decir cabe que la dificultad de Unravel aumenta de forma significativa en los primeros niveles, especialmente en los momentos en que tenemos que atar hilos a distintos enganches para ir subiendo poco a poco. En caso de no elegir bien los enganches, nos quedaremos sin lana teniendo que desbaratar todos los hilos y volver al principio.

Otro detalle a destacar de los escenarios es que éstos son variables, es decir, dentro de un mismo nivel podemos pasar de una cabaña abandonada donde debemos poner peso en una balda para evitar caernos, a un muelle al aire libre donde tenemos que avanzar poco a poco, evitando la marea que sube cada pocos segundos y nos arrastrará en el momento que nos despistemos.

 

http://i1003.photobucket.com/albums/af153/zonawired/unravel-3300322_zps925wkvwa.jpg

 

Sin lugar a dudas, el apartado que más llamó la atención de Unravel cuando se presentó fue el gráfico, y no exageramos. El detalle técnico es espectacular, a pesar de la complejidad de los escenarios no nos hemos encontrado con ningún tipo de fallo, todo está creado con mimo y detalle.

El juego, para no alargarnos mucho más, es una belleza. Los escenarios son los más realistas que hemos disfrutado en un juego de plataformas, haciendo que nos paremos un momento y recrearnos con tranquilidad en los elementos de la pantalla. Además son coloridos, detallistas y muy diferentes entre sí. Pasaremos de una granja de flores, secano e instrumentos de labranza a un pantano húmedo, lleno de charcos, piñas caídas e insectos que nos atacan, para después pasar a un bosque nevado. Pasamos de iluminaciones brillantes y soleadas a otras más tétricas y nublosas, de interiores a exteriores, todo ello de una forma fluida, sin cortes y para nada forzada.

También comentaros que el título no dispone de diálogos, pero tampoco los necesita, ya que una imagen vale más que mil palabras. En cuanto a la música, es una delicia que nos acompaña en todo el viaje y que logra el equilibrio perfecto, transmitiéndonos una sensación de relajamiento pero sin hacerse monótona.

 

http://i1003.photobucket.com/albums/af153/zonawired/unravel-3300324_zpsjkjiuwbg.jpg

 

Coldwood ha realizado un excelente trabajo en todos los aspectos, haciendo que tanto prensa y usuarios estemos de acuerdo en que Unravel ha conseguido todo lo que prometía. Esta tarea se antoja aún más complicada cuando este tipo de estudios compiten contra lanzamientos con más inversión y presupuesto. Pero ahí está, el público premia a lo diferente, al trabajo bien hecho. No sólo se trata de un juego atractivo visualmente, sino que tiene un componente que te anima a seguir jugando pero que a su vez ofrece desafíos gracias a su mecánica. Tenéis que probarlo y seguro que se convertirá en uno de vuestros imprescindibles.

Salir de la versión móvil